Iglesia de San Martín de Luiña

Declarado Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias en 1999, el templo está considerado como uno de los prototipos mejor definidos de la iglesia costera asturiana, tanto en su valor de conjunto, como en la conservación de la mayor parte de sus componentes característicos.

Magnífico lugar de culto, emplazado en Escalada, lugar y capital de la parroquia de San Martín de Luiña. Sustituta de otra más antigua, se edificó, en su solar, en el s. XVIII; sobre el dintel figura reflejada la fecha de 1726. Comparte con la parroquial de Santa María de Soto de Luiña rasgos muy extendidos en los templos de la zona litoral: pórticos laterales y torre a los pies. La planta es de cruz latina, incluida en un rectángulo. Los muros son de mampostería enlucida y notable sillar, éste visto en arcos, esquinas, cornisas y pilares.

Tiene tres naves, bóvedas de crucería cubriendo todos los tramos, con excepción de un crucero no resaltado exteriormente que culmina en cúpula semiesférica, y capilla única; la cuadrada torre-pórtico de la fachada, de tres cuerpos con atrio en el bajo, es estilizada y los dos pórticos laterales cuentan con tres arcos de medio punto apoyados en pilastras de bien trabajados sillares. La tribuna, ubicada a los pies de la nave, se dispone sobre un gran arco rebajado.

En el suelo del templo, de losas, hay inscripciones que marcaban el límite a los vaqueiros de alzada, discriminados por los marnuetos o aldeanos de la marina; así, en el piso de la nave central se lee la siguiente advertencia: No pasen de aquí a oír misa los vaqueiros; otras señalan el sitio donde debían ser enterrados nobles, pueblo llano, forasteros, vaqueiros, niños... En la portada principal, de estilo barroco, hay decoración esculpida; muestra pilastras acanaladas que la encuadran, con molduras de orejas y remate en frontón.

Las puertas laterales tienen también su mérito. Ornato a base de estrías y rosetas se exhibe en la imposta extendida por los muros. Guarda tres meritorios retablos dieciochescos, asignados al escultor ovetense Gabriel Antonio Fernández; en el banco del mayor se hace referencia al año en que fue dorado, 1756. Aunque las imágenes se destruyeron durante la Guerra Civil, en los retablos situados a uno y otro lado del principal -el de la derecha reservado al tema de la Pasión de Cristo; el de la izquierda, a la vida de la Virgen- se mantienen excelentes relieves historiados.

Declarado Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura del Principado de Asturias en 1999, el templo está considerado como uno de los prototipos mejor definidos de la iglesia costera asturiana, tanto en su valor de conjunto, como en la conservación de la mayor parte de sus componentes característicos.

Ubicación de la Iglesia de San Martín de Luiña: Latitud: 43.544167 / Longitud: -6.224444

Localización de Iglesia San Martin Luiña

Ver mapa más grande